Cuidado del Producto

Mantenimiento y cuidado del cuero y símil cuero:

 

-Limpiar con franela seca

-No usar solventes para limpieza

 

Recordar:

 

-No lavar en lavarropas

-No mojar, ni siquiera con agua de lluvia

-Los objetos punzantes dañan de manera irreversible el producto

-Las manchas de grasa y de tinta no son posibles de remover

 

Cualquier duda consulte con un especialista.

 

En el  Cuero algunas señales del animal como venas, cicatrices y arrugas que permanecen visibles, deben ser apreciadas como naturales, demostrando su autenticidad, no existiendo dos cueros iguales tanto como animales idénticos. Por lo mismo, puede existir en el producto algunas irregularidades propias del mismo material, como variaciones de color, texturas y marcas. Las mismas pueden provocar variaciones en la forma y el desgaste. Estas características agregan a la belleza y carácter al producto. Estas irregularidades o variaciones no son cubiertas por la garantía limitada del fabricante dado que son propias de la naturalidad del material.